Mostrando 1–12 de 18 resultados


Piercing Nariz: tipos y opciones

Los piercings en la nariz son de los que más se realizan. Piercings como el nostril, el septum o el bridge, son una mezcla perfecta de moda actual y tradición. Decimos esto porque su historia se remonta muchos años atrás, a culturas milenarias, cuando los aros en la nariz representaban el estatus y la casta de quiénes los llevaban. Si quieres conocer más acerca del piercing en la nariz, en éste artículo te lo explicamos.

Significado del piercing nariz

Hoy en día la mayoría de los tipos de piercing nariz que se realizan, se hacen por estética, pero en otras culturas, tenían un significado religioso y espiritual. El caso más conocido es el de la religión hindú: las mujeres se ponen un aro en la nariz conectado con el pelo, mediante una cadena de oro, los días antes de su boda. De este modo, el día de la ceremonia el marido retira el anillo, como forma de demostrar la buena fortuna y la esperanza en su matrimonio.

A día de hoy, los piercings de la nariz han evolucionado de tal modo, que se han convertido prácticamente en una parte indispensable de la cultura popular. En occidente se empezaron a usar como símbolo de la cultura punk de los años 70, y siguen de moda hasta día de hoy, donde desde personajes famosos hasta nuestros vecinos, los lucen en todas sus posibles variantes: piercing en la aleta de la nariz, el piercing septum, el bridge y otras tantos, combinados con otros piercings faciales.

Este tipo de perforación, puede ser tanto un piercing en la nariz para hombre, o un piercing en la nariz para una mujer. En este artículo te mostramos ideas para ambos, con varios estilos y diseños diferentes.

Tipos de piercing nariz

Si tenemos en cuenta las tradiciones africanas e hinduistas, y las sociedades occidentales, encontramos que los tipos de piercing nariz son principalmente tres: nostril, septum y bridge. Los tres pueden lucirse solos, o acompañados de otros piercings faciales, obteniendo unos resultados tan originales y rompedores como te imagines. A continuación te mostramos algunos de ellos.

Piercing Nariz Bridge

Empezando por la cabeza hasta los pies, el primer piercing nariz que encontramos es el que se realiza en el puente de la misma, conocido con el nombre de piercing bridge. Es el más atrevido, y también el menos común, de los piercings de la nariz. El bridge se coloca atravesando la piel del puente de la nariz, en posición horizontal, con una barra que atraviesa la piel de forma paralela. Menos común aún que éste, se puede hacer el bridge vertical. Al tener que atravesar una zona de piel más gruesa que en otras perforaciones, este tipo de piercing es el que más tiempo necesita para curarse, ya que algunas veces el cuerpo incluso lo rechaza. Se pueden llegar a necesitar de 6 a 8 semanas para su correcta cicatrización.

Piercing Nariz Nostril

Cuando pensamos en un piercing en la nariz, seguramente el primero que nos viene a la mente es el piercing nostril. Es el que se hace en la aleta de la nariz, y se puede hacer tanto en la aleta derecha como en la izquierda. Es cierto que tradicionalmente se hacía en el lado derecho para las mujeres, y en el lado izquierdo para los hombres, pero hoy en día, hay pocas personas que se sigan guiando por estas costumbres, cuando tiene que decidir en qué lado se lo hacen.

Al ser una perforación tan común, muchas personas intentan hacerlo más original dando un giro a su disposición. Por ejemplo, haciendo una doble perforación: dos piercings en la misma aleta, uno al lado del otro, para conseguir un efecto elegante al colocar dos piezas de aros finitos; o también, colocándose uno en cada aleta de la nariz, logrando un resultado simétrico y con un toque espiritual.

Piercing Nariz Septum

De este tipo de piercing ya te hemos explicado todas sus características en otro artículo, de modo que aquí te explicaremos la información indispensable que necesitas saber de él. Esta perforación se coloca en el hueco del cartílago de la nariz en la zona de piel, nunca se atraviesa el cartílago por completo. Cuando te decides por un piercing nariz septum, se puede escoger también el grosor del agujero que queremos, en función del pendiente o pieza que queramos lucir. En los casos más extremos y atrevidos, incluso se pueden realizar dilataciones. Debes saber, que el tiempo de curación del piercing nariz septum es al menos de cuatro semanas. Es una perforación que no se recomienda para personas que tengan alergias, ya que es una zona muy sensible, y puede llegar a provocar irritaciones si estamos constantemente tocando la nariz con un pañuelo para sonarnos.

Piezas para un piercing en la nariz

A la hora de hacer una perforación, los profesionales acostumbran a colocar una pieza de titanio antibacteriano, por el hecho de intentar minimizar los riesgos de expulsión del cuerpo, y asegurar una mejor curación. Una vez terminado el tiempo de cicatrización, podremos cambiar la pieza, y colocar otro pendiente que nos guste más. Las tendencias que más se llevan hoy en día para los piercings nostril y septum, siguen siendo las clásicas bolitas de metal, o el aro fino, aunque cada vez más, la gente se inspira en la cultura hindú para apostar por otras piezas más elaboradas, con elementos mandala, con dimensiones mayores pero con resultados igualmente elegantes y sofisticados. Además, como te hemos comentado en párrafos anteriores, se pueden combinar los diferentes piercings faciales, para conseguir unos efectos muy originales.

Recuerda que en nuestra web Zuk Luxury Piercing, podrás encontrar inspiración, para elegir el tipo de piercing de nariz que más te guste entre las múltiples opciones que te ofrecemos.