Mostrando todos los resultados 11

36,0056,00 IVA incl.
206,00224,00 IVA incl.

Piercing Orbital: Guía Definitiva

Los piercings en las orejas son los mas demandados, y con diferencia. Es difícil encontrar a un amante de los piercings, que no lleve alguno en las orejas. Es por este motivo, que hoy en Zuk Luxury Piercing os queremos hablar del piercing orbital. Como habrás podido deducir es un tipo de piercing que se hace en la oreja, pero de una forma bastante especial.

¿Qué es exactamente el piercing orbital y dónde se hace?

Este tipo de perforación se realiza en la oreja, igual que tantos otros, pero este se hace de un modo totalmente distinto. Todos sabemos que los pendientes en las orejas han evolucionado mucho, y que hoy en día podemos encontrarlos en cualquier zona, desde el cartílago hasta el lóbulo, de modo que tenemos un amplísimos abanico de posibilidades. Sin embargo lo que caracteriza a este tipo de piercing, es que envuelve a otras dos perforaciones que se conectan entre si con un aro. El hecho de que forme una especie de órbita, es lo que le ha dado su nombre: orbital. Se realiza normalmente en la zona de nuestra oreja que tiene forma de hélice, el hélix. Aunque puede conectar otras zonas, como el tragus con el anti tragus, o el hélix con el flat hélix.

¿Cómo se hace un piercing orbital?

Desde aquí os recomendamos que el piercing orbital, del mismo modo que cualquier otro piercing, sea realizado siempre por profesionales del sector. Nunca debemos ponernos en manos de estudios con dudosa reputación, o que directamente no sigan las medidas de seguridad e higiene necesarias. El piercing orbital se tiene que planificar muy bien, su cicatrización es larga y la realización puede ser algo más dolorosa que en otros casos. Si además de todo esto, le sumamos una infección por no haberlo realizado en un estudio adecuado, tenemos una mezcla de factores muy poco apetecible.

Este tipo de piercing necesita de dos perforaciones, que se pueden hacer en el mismo momento. Cuando tenemos clara la zona de localización que queremos, se usa un catéter (unaa aguja hueca) para proceder a realizar la perforación. Una vez tenemos las dos hechas y cicatrizadas, es el momento de colocar la joya que hayamos elegido previamente. El proceso de cicatrización puede suponer entre 3 y 6 meses. Por tanto, tienes tiempo para decidir bien lo que te querrás poner. Recuerda que en Zuk Luxury Piercing puedes encontrar múltiples modelos de piercing orbital. El diámetro del aro dependerá de la distancia de las perforaciones. Consulta con tu piercer cual es la medida que necesitas antes de hacer tu pedido.

¿Duele mucho hacerse un piercing orbital?

A la hora de soportar el dolor, cada persona es un mundo. Es un tema muy subjetivo y nosotros sólo te vamos a dar nuestra opinión, en base a nuestra experiencia. Si lo comparamos con otras perforaciones, como por ejemplo, la de los lóbulos, tenemos que decir que el piercing orbital es más doloroso. Tienes que tener en cuenta que éste se realiza en el cartílago, y cualquier perforación en esa zona siempre duele más. A este factor, hay que sumarle que para un piercing orbital vas a necesitar dos perforaciones, de manera que la sensación de dolor que vas a experimentar puede ser, en algunos casos mayor. Dicho esto, también tenemos que comentar que si la persona que te realiza el piercing es un profesional con la experiencia suficiente, la sensación de dolor será menor.

Los cuidados que requiere un piercing orbital

Las precauciones que deberás seguir para la cura correcta de un piercing orbital son muy parecidas a las que tendrías que tener para curar cualquier otro piercing. Del mismo modo, tendrás que evitar recibir golpes en la zona, o que se te enganche con alguna prenda de ropa. Si no evitas estos dos factores, el proceso de cicatrización podría alargarse mucho más. Suponiendo que esto no sucede, y que todo va bien, la cicatrización de un piercing orbital va a requerir por lo menos 2 meses. Aunque como hemos comentado, si no se siguen los cuidados que te indicamos, podría ser de hasta 6 meses.

Después de haberte hecho el piercing orbital, te vamos a dar algunos consejos que son clave para su cuidado, y para evitar la infección. Primeramente tienes que tener en cuenta que para el cuidado del piercing de esta área, debes limpiar muy bien la zona mediante una solución salina con un antiséptico con acción bactericida y fungicida, como por ejemplo la clorhexidina. Este procedimiento lo repetiremos al menos 3 veces al día. Y esto para ambas perforaciones. Para evitar que se pueda infectar, procurar seguir estos consejos:

  • No procedas a hacer las curas nunca, con las manos sucias. En ningún momento del día, salvo para hacer las curas, y siempre con las manos limpias o guantes estériles, debes tocarlo.
  • Utiliza siempre un papel de cocina para secarlo una vez lo has lavado. Si usas toallas o bastoncillos de algodón se puede quedar una fibra textil enganchada en la herida. Y eso es infección asegurada. Ten en cuenta que la zona estará muy sensible, así que al proceder a secarla hazlo siempre con pequeños toques, nunca frotando.
  • Intenta dormir en una posición en la que la zona donde tienes el piercing orbital no esté en contacto con la almohada, evitando así la presión sobre ella.

Lo más habitual es realizar el piercing orbital para llevar una joya de entre 8 y 12 mm. de diámetro. La preferida por la mayoría de la gente, es el aro, que creará esa órbita que da nombre a este tipo de piercings. No obstante, también existen otro tipos de joyas adecuadas para el piercing orbital. De modo que puedes llevar anillos de herradura, anillos de segmento o también barras circulares. Para inspirarte, visita nuestra web Zuk Luxury Piercing, y encontrarás muchos modelos de aro diferentes.

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?