Mostrando 1–12 de 34 resultados


Piercings de Oro de 24 kilates

El oro, sin duda uno de los bienes más preciados del mundo. El oro siempre ha sido un bien muy apreciado, sinónimo de riqueza y bienestar. Sin embargo, cuando hablamos de un piercing de 24 kilates, la cosa cambia un poco. Para la industria joyera, puede que el oro de 24 kilates no sea tan bueno como podríamos pensar. Si queremos un piercing de 24 kilates, debemos saber que posiblemente, no lo encontremos o nos cueste un poco.

Como sabemos, podemos encontrar oro de diversos kilates, es decir, de diferentes purezas. Los piercings de oro de baja pureza, están compuestos por otros metales, tienen un tanto por ciento de oro, y otro tanto por ciento de otro metal o metales. Por tanto hay que tener en cuenta que estas piezas, podrían desprender trazas de ese otro metal, que podría ser el níquel. Se trata de una sustancia a la que podríamos ser alérgicos, y si fuera así, podríamos tener alguna complicación. Si lo que queremos es estar tranquilos al 100%, deberíamos optar una pureza elevada, por ejemplo, elegir un piercing de 24 kilates, o en su defecto 18 kilates. De este modo nos aseguraremos que la pieza no desprende ningún tipo de traza.

Oro de 24 kilates

Cuando vamos a comprar una joya, más concretamente un piercing, nos vamos a encontrar con diferentes tipos de oro, ya sea oro de 18 kilates, oro de 24 kilates o incluso el de 9 kilates. Pero es posible, que no tengamos claro qué es o qué significa oro de 24 kilates. Tenemos que tener en cuenta que el oro de 24 kilates, como hemos avanzado anteriormente, no es el más apreciado en el ámbito de la joyería, aunque el oro tiene también otros muchos usos. Así pues, lo encontramos en ornamentaciones de edificios, en obras artísticas, en la industria y también en la medicina o en la electrónica.

El oro es y ha sido históricamente un metal precioso de culto para muchas civilizaciones. En la actualidad, el oro sigue teniendo un gran protagonismo en nuestra día a día. Principalmente es en el sector de la joyería en el que el oro es más usado, es por eso que surgen muchas preguntas sobre cual es el oro de 24 kilates.

Para empezar, vamos a arrojar un poco de luz, acerca de qué son exactamente los kilates. Originalmente, el kilate fue considerado como una unidad de peso para las piedras preciosas o las perlas. Si trasladamos este concepto al oro, vemos que el kilate se utiliza como unidad de medición de la cantidad de oro que hay en una joya en concreto. Por tanto, ya podemos adivinar que no todas las joyas que son de oro, tienen un 100% de este material. Muchas de las piezas, en mayor o menor medida, se combinan con otros metales, por múltiples razones. Así pues, esa cantidad de oro utilizado en nuestro piercing de oro, se mide en kilates.

¿Qué significa oro de 24 kilates?

Ahora ya sabemos que los kilates son la unidad de medida con la que medimos la cantidad de oro que hay en la joya, ahora toca saber que significa tener un piercing de oro de 24 kilates.

Cuando una pieza tiene 24 kilates, quiere decir que el 100% de su composición es oro, es una pieza de oro puro. No contiene ningún otro metal, es todo oro, y es siempre amarillo. Si tuviera un color diferente, ya no sería 100% puro, porque el oro es siempre amarillo. Por contra, cuando hablamos de piezas de otra pureza, por ejemplo de oro de 18 kilates, lo que queremos decir es que 18 de las 24 partes de esa joya, son oro, pero el resto es una aleación de otros metales. O lo que es lo mismo, esa pieza de oro de 18 kilates, tiene un 75% de oro puro, y un 25% de otros metales.

Por tanto, el oro de 24 kilates es mejor que el de 18 kilates, ¿no?

Hay que decir que es más puro, porque es 100% oro. En cuanto a su uso en el ámbito de la joyería, lo que tenemos que tener en cuenta es que encontrar piezas de oro de 24 kilates puede ser más complicado, por una cuestión. El oro puro, el oro de 24 kilates, es un metal más bien blando, es más fácilmente maleable y no mantiene bien su forma. Y eso es especialmente importante en un piercing, porque tiene partes mecanizadas (rosca, bisagra…), y estas partes necesitan ser resistentes. De ahí que para la fabricación de piercings, se utilice o bien el oro macizo de 18 kilates o el baño de oro de 24 kilates. Los piercings con baño de oro de 24 kilates pueden ser de acero quirúrgico o de titanio grado implante. Y sobre la superficie tienen una capa, normalmente de 0,3 micras, de oro puro de 24 kilates.

Además, a simple vista prácticamente no podemos diferenciar una pieza de 24 kilates de una de 18 kilates, y además la de 18 será más duradera, y además hay otro factor. Si quisiéramos que nuestra pieza tuviera un color distinto, sólo podríamos conseguirlo con una pieza de 18 kilates o inferior.

Otro de los inconvenientes que tiene el oro puro, es que conduce el calor en un grado mayor que cuando está en combinación con otro metal. Por tanto, cuando es expuesto a altas temperaturas, puede llegar a molestar, llegando incluso a producir quemaduras. Por tanto, cuando hablamos de joyas, y concretamente de piercings de 24 kilates, deberemos tener en cuenta todos estos factores, ya que el más usado es el de 18 kilates en vez de el oro de 24 kilates.

En cuanto al valor del oro, quizás pienses que el oro puro debe ser más caro, aunque si el más usado por sus características es el de 18 kilates…¿cuál es el mas caro? Pues esto, irá en función de qué metales se usen en la composición de la pieza. En el caso de tener un piercing de oro de 24 kilates no existe ningún otro compuesto, pero en una de 18 kilates, hay un 25% de la joya, que está hecha de otro metal. Si por ejemplo, este 25% que no es oro, es un metal como puede ser el platino, la joya será más cara que la que está compuesta única y exclusivamente por oro. Esto es así, porqué el oro no es el metal más caro del mundo, ya que como podemos ver, el platino tiene una valoración mejor.

¿Qué materiales se suelen mezclar con el oro?
Ahora que sabemos que todos los piercings que no sean de oro de 24 kilates, contienen otros metales en su composición, vamos a ver cuales de estos materiales son los que más se usan.

Hay que tener en cuenta que los materiales que pueden usarse para mezclar con el oro son muy variados, ya que cada uno de ellos tiene diferentes propiedades, y según que resultado final queramos, escogeremos unos u otros. Además, normalmente cada fabricante utiliza sus propias aleaciones, y muchas veces no se especifica que metales contienen. Dicho esto, podemos afirmar que:

  • Para el oro amarillo: usaremos plata y cobre, normalmente a partes iguales.
  • Para oro rosa: usaremos plata y cobre, pero con mayor proporción de cobre.
  • Para oro rosa: también podemos usar solo cobre, obteniendo otro tono.
  • Oro blanco: podemos usar níquel, paladio, platino, plata…
Abrir chat
1
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?