Mostrando 1–12 de 73 resultados

121,40125,70 IVA incl.

¿Qué es el piercing tragus?

El piercing tragus es un piercing bastante común, que se lleva en la oreja. Si estás interesado en este tipo de perforación, y quieres conocerlo todo acerca del Tragus, en este artículo te lo explicaremos. Encontrarás información de cómo se hace, qué estilos existen y como son los cuidados que hay que tener en cuenta para hacer que cicatrice lo antes posible.

En qué consiste el piercing tragus y cómo se hace

El piercing tragus es un tipo de perforación que como te hemos adelantado anteriormente, se realiza en la oreja, concretamente en el cartílago interior de la oreja. Se hace en la sección de la oreja donde se encuentra el lóbulo duro, la parte más próxima a tu mejilla, y justo delante del canal auditivo. Esa zona precisamente se llama trago, de ahí le viene el nombre a este piercing, y es una zona de cartílago sin hueso. Para hacerte un piercing tragus, así como para realizar cualquier otro tipo de perforación, hay que tomar una serie de medidas de higiene y seguridad. Desde Zuk Luxury Piercing te recomendamos acudir a estudios con reputada experiencia, que cumplan estas medidas tan necesarias para evitar problemas y complicaciones.

Primeramente desinfectaremos la zona, y a continuación se procederá a perforar el cartílago. Como es una zona próxima al canal auditivo, conviene más que en otras perforaciones, confiar en una persona con experiencia y buen hacer. Como siempre, debemos intentar evitar las pistolas que puedan dañar la zona en cuestión gravemente. El piercing debe realizarse con una aguja hueca, con la que se perforará la zona para colocar después la pieza elegida.

¿Duele hacerse el piercing tragus?

La zona del cartílago en la que se realiza el piercing Tragus no tiene muchas terminaciones nerviosas, lo que implica un dolor menor. De todos modos, siempre tendrás algunas molestias, y es normal sentir la perforación, aunque no es un tipo de piercing doloroso. De todos modos, debes tener en cuenta que la zona en la que se realiza es gruesa, por tanto, será necesario hacer un poco de presión para conseguir perforarla correctamente.

En conclusión, hacerse un piercing tragus es algo molesto, como cualquier otro, sobretodo por localizarse en una zona un poco más gruesa que otras, y también porque se encuentra próxima al canal auditivo. Dicho esto, las molestias desaparecen en pocos minutos.

Variantes del piercing tragus y cómo llevarlos

El piercing tragus es de los más populares de los que se realizan en las orejas. Es una perforación que se sitúa en el cartílago interior de la oreja, y se trata de un piercing que resulta muy atractivo para todos aquellos que quieren hacerse una nueva perforación, y que ésta sea algo diferente.

El piercing tragus que más se lleva es el que se hace en la zona que antes hemos comentado, llamada trago. Es una parte del cartílago sin hueso, y la perforación suele hacerse en formato horizontal. Por tanto, esto implica una perforación desde fuera hacia el interior de la oreja.

No obstante, hay algunas variantes que también son una muy buena opción, para aquellas personas que quieran algo diferente y rompedor. Estas variantes del piercing tragus son:

  • Piercing Antitragus
  • Piercing Tragus Vertical

Piercing antitragus

La primera opción alternativa a este piercing, recibe el nombre de piercing antitragus. Se llama así ya que se hace justo en la parte anterior al trago. La perforación se realiza en la zona de enfrente, en el lado opuesto y en la zona del cartílago que tenemos en el lóbulo de la oreja. Lo más común, en esta zona de la oreja, es llevar una banana, de modo que nos permita dejar a la vista los dos extremos, para poder jugar con distintas piezas.

Esta primera alternativa, se realiza en una zona delicada, por tanto el piercing antitragus requerirá de paciencia y de muchos cuidados para su correcta cicatrización. Lo más normal es que tarde de entre 6 o 7 meses en estar perfectamente cicatrizado.

Piercing tragus vertical

Como podéis deducir, el piercing tragus vertical se realiza en el mismo lugar que el piercing tragus, pero esta vez en formato vertical, es decir, en sentido inverso. En esta segunda alternativa, se perfora el cartílago trago pero en vertical, de manera que tendremos también los dos extremos de la pieza visibles. Se caracteriza por ser el más discreto de las tres opciones que os planteamos.

Cuidados del piercing tragus

Como el resto de perforaciones, el piercing tragus requiere de ciertos cuidado, para evitar que la zona se infecte. Te aseguramos que no querrás tener un piercing infectado, podrías tener muchas complicaciones derivadas de una infección, que requerirían de tratamientos con fármacos. Por tanto, intenta seguir nuestra recomendaciones:

  • Limpia la zona con agua y sal, o con suero fisiológico varias veces al día. Al hacerlo, evita que el líquido en cuestión caiga dentro del canal auditivo de la oreja.
  • No hagas girar el piercing mientras lo limpias. Déjalo quieto para no romper el proceso de cicatrización.
  • No toques el piercing nunca con las manos sucias.
  • Evita golpes, impactos y tirones en la zona del piercing.
  • Si eres una persona con el pelo largo, recógetelo o evita que se enganche con el piercing.
  • Del mismo modo, ten cuidado al lavarte el pelo, evitando que la zona entre en contacto con productos químicos, ya sea el champú o cualquier otra crema para el pelo. Ten cuidado también a la hora de usar productos como la laca.

Riesgos del piercing Tragus

Si sigues nuestras recomendaciones, y te haces el piercing acudiendo a estudios profesionales con experiencia, el piercing tragus no conlleva grandes riesgos. Pero si no se realiza correctamente, pueden formarse cicatrices hipertróficas, quedando la zona hinchada y enrojecida de forma permanente.

Ten en cuenta que la zona donde se realiza el piercing tragus, y sus variantes, es compleja. Se trata de una zona difícil de cicatrizar, y si no tienes el suficiente cuidado, podría terminar infectándose, lo que alargaría el proceso de curación y cicatrizado. Esto lo sabrás cuando:

  • La zona este roja e hinchada.
  • Tengas molestias o dolor en la zona.
  • La zona sangre, expulse líquidos o pus.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más probable es que tu piercing tragus se haya infectado. No hay que asustarse porque todo tiene solución, pero en este caso lo mejor es acudir al especialista para que nos dé nuevas recomendaciones para subsanar esta situación.

Recuerda que en nuestra web Zuk Luxury Piercing, podrás encontrar inspiración, para elegir el tipo de piercing que más te guste entre las múltiples opciones que te ofrecemos.

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda con tu compra?