Multi piercing de oreja

La tendencia es clara. El multi piercing de oreja, el oro y los brillantes pisan con fuerza en los blogs de moda y revistas de tendencias. Blanca Suarez, Paula Echevarría, Emma Watson, Rihanna o Scarlett Johansson son algunas de las celebrities que ya han sucumbido a esta moda. 

Aquí tienes un resumen de las perforaciones de oreja más habituales:

  1. Piercing hélix
    Es una zona alargada que te permite hacer muchas combinaciones: Zirconias de varios tamaños, aros con brillantes, aros con ópalos, trinity, aros de titanio con bisagra con charms… Es todo un imprescindible.
  2. Piercing anti hélix
    El anti hélix (ear head en inglés) es la parte opuesta al hélix. Resulta una zona muy visible y permite llevar joyería de tamaño pequeño. Puedes llevar tanto una barra labret de titanio grado implante libre de níquel con tops de acero quirúrgico, con baño de oro de 24 Kt. o de oro macizo, o aros con bisagra.
  3. Piercing flat hélix
    La parte plana del pabellón auditivo. Es grande y permite colocar uno o varios labrets, que complementarán el resto de tus piercings de oreja. Permite usar piezas más grandes, como tops con 3 o 4 zirconias en línea o en forma de flor.
  4. Piercing de lóbulo y lóbulo alto
    Es la única zona de la oreja que no tiene cartílago. Aunque es la más típica, tienes muchas opciones para decorar el lóbulo. Puedes llevar una gema de Swarovski® con corte brillante, princesa o pera engarzadas en oro, un trinity de oro blanco macizo con zirconias, un infinito de oro macizo o un aro con brillantes.
  5. Piercing conch
    Si buscas algo más exclusivo, puedes optar por el piercing conch. Es una zona de cartílago que te permite usar labret y aros de diámetro grande (11 o 12 mm.).
  6. Piercing tragus
    También es uno de los piercings clásicos. Es una zona que realzará cualquier pieza que quieras usar. Desde un trinity con brillantes a un aro de oro macizo.
  7. Piercing anti tragus
    Es la zona de cartílago opuesta al tragus. Una perforación clave para composiciones de oreja con estilo. 
  8. Piercing snug
    Otra zona de pliegue de cartílago, entre el rook y el conch. También es ideal para aros de diámetro pequeño.
  9. Piercing rook
    Este pliegue es ideal para lucir un aro de diámetro pequeño (6 o 7 mm.). Y resulta el complemento perfecto para un piercing conch con un aro de mayor diámetro (11 o 12 mm.).
  10. Piercing daith
    Una zona un tanto escondida, que realzará la pieza que quieras lucir. Ideal para aros de diámetros pequeños (6 o 7 mm.).
  11. Piercing orbital
    Es una combinación de dos piercings de oreja que se conectan con una única pieza de joyería corporal, como un aro con brillantes o de oro macizo. Normalmente localizado en el hélix, aunque se puede conectar otras zonas, como el tragus con el anti tragus, por ejemplo.

Eligiendo una buena combinación de perforaciones puedes conseguir que tu oreja luzca como las de las famosas. Para ello es imprescindible que planifiques bien tu oreja. Ponte en manos de un buen piercer, profesional y con experiencia y empieza a sumar piezas de calidad y con estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *